Otra derrota de visitante, fue 3 a 1 ante Godoy Cruz en Mendoza

16 abril, 2017 Comments

Por Guido Cichello. Tras un buen primer tiempo el equipo bajó notoriamente su nivel en el complemento y terminó perdiendo ante un oportuno Godoy Cruz, que golpeó en los momentos justos. Hubo puntos bajos en jugadores claves para el andamiaje de Falcioni que volvió a plantear un 4-4-1-1.

soto ante godoy cruzLa irregularidad sigue marcando el camino de éste Banfield que pierde terreno en esa lucha por meterse en zona de Copas. Ante Godoy Cruz tuvo todo como para ganarlo, abrió el marcador, controló las acciones, generó situaciones para ampliar la ventaja, pero la falta de gol, la poca presencia ofensiva y varias distracciones en el fondo, le terminaron costando demasiado caro, sobre todo en el segundo tiempo en donde decayó notoriamente el nivel colectivo e individual. Cvitanich volvió a ser la carta ganadora, pero ésta vez no se pudo aprovechar. Él sólo contra todos no puede, es que Sarmiento casi ni la tocó, Sperdutti tampoco participó del juego y Martín Lucero, además de marcar, fue el único acompañante que tuvo Cvita. Defensivamente, en el primer tiempo, no habían pasado sobre saltos, pero el Tomba, tras una gran jugada colectiva, se iba al descanso 1 a 1. Banfield había comenzado el partido ganando tras una excelente definición de Cvitanich. Pero en el segundo tiempo fue casi todo para el local. Controló la pelota, dominó el terreno de juego y presionó hasta poner a Banfield contra las cuerdas. Falcioni apostó todas sus fichas a ganarlo de contragolpe, pero sus muchachos se quedaron sin nafta y cada vez defendían más cerca del arco de Hilario Navarro, quien con un par de atajadas espectaculares se perfilaba para figura del equipo. Pero el Tomba insistió y encontró el 2 a 1. Ya con la ventaja dominó aún más y a poco del final recibió la ayuda de Diego Abal quien cobró un penal inexistente que le dio el 3 a 1 a Godoy Cruz y dejó a Banfield con diez hombres. Nuevamente la irregularidad en el juego vuelve a marcar el camino del equipo, que tendrá revancha el próximo fin de semana ante Quilmes. Hay mucho por mejorar y corregir para seguir soñando con la clasificación a las Copas internacionales.