sábado, 09 de diciembre de 2017 - 07:25 p.m.

Dura caída en casa ante el Bicho por 3 a 2

Por Guido Cichello. El equipo no jugó un buen partido y terminó el año con otra llamativa derrota de local. Siempre estuvo en desventaja y lograba empatar, pero sobre el final Argentinos anotó el tercero para quedarse con el partido. Hay mucho por mejorar y corregir de cara al próximo año.

Fue una tarde con muchas emociones, pero también con demasiadas fallas defensivas. El medio campo de Banfield no supo como contener la dinámica y velocidad de los hombres visitantes que fueron imponiendo condiciones en varios pasajes del partido. Cada vez que Argentinos llegaba, lastimaba, de hecho tuvo muchas situaciones netas de gol. El Taladro tuvo otras tantas, pero le costó hacer pie en cada línea del campo. Defensivamente se dieron muchas ventajas, el mediocampo, con Remedi como bandera, tampoco hizo pié, y arriba, no se tuvo la contundencia deseada. Falcioni, con gestos, denotó su enojo por el mal rendimiento de sus muchachos. Un Banfield plagado de juveniles, contra otro que también apuesta a la cantera, dio como resultado una derrota llamativa. El equipo sigue en caída libre, tanto en el rendimiento como en los resultados. Se vienen las vacaciones, luego la pretemporada, y pensar en mejorar para encarar una primera parte de año muy agitada. Banfield tendrá la continuación de la Superliga, también Copa Argentina y los partidos de repechaje para ingresar a la Copa Libertadores. Con este tipo de rendimientos, se le complicará conseguir los objetivos. Mucho tendrá que trabajar Falcioni para devolverle la identidad a su equipo, ese que solía ganar en lo físico, contagiar con la entrega, y ganar aprovechando las oportunidades de gol generadas. Nada de eso hizo Banfield en los últimos dos meses de competencia. Habrá que hacer borrón y cuenta nueva, hacer un balance general del año, el cual termina siendo netamente positivo, pero con las alarmas prendidas sabiendo que la última imagen no fue para nada buena.