El Spinosismo quiere vender la sede social

11 agosto, 2017 Comments

Editorial por Soy de Banfield. No les alcanzó con convertirla en un megagimnasio que prometía miles de nuevos socios que nunca llegaron y con echar a todas las actividades, exiliándolas en clubes y colegios de la zona. Ahora, bajo el argumento de adquirir un nuevo predio, se habla de vender la sede ¿Negocios para amigos?

55Hace unos días surgió la posibilidad de comprar el Salón de Asambleas de los Testigos de Jehova de Lomas de Zamora, ubicado en la calle Pedernera 1539, por aproximadamente unos 2 millones de dólares. La oportunidad es única, tener un nuevo predio en el medio del barrio permitiría expandir al club en el corazón de Banfield. Los “peros” aparecen en la balanza de pagos: Un club endeudado por una deficiente administración (que pagaba fortunas a jugadores y cuerpos técnicos como el de Almeyda o Vivas), con una demora de pago a empleados de tres meses más aguinaldos, segundo club más deudor de la AFA  y con el entrenador actual aún sin contrato firmado ¿iba a poder enfrentar la compra de lugar?

Pues justamente se acaban de vender jugadores por más de U$S 7 millones, lo que lo convierte en una posibilidad factible. PERO, apareció la alarma ya que desde voces oficialistas -personajes cercanos a los gobiernos de turno y periodistas afines- han salido a anunciar que Spinosa se reuniría con Eduardo Duhalde quien “por el proyecto de Pedernera y Campos […] propone que se venda la sede y él consigue comprador”. Si, insólito, perder el histórico edificio, descapitalizarse para comprar un nuevo predio y encima entregarle un negocio a terceros.

La pérdida de identidad actual es muy fuerte y el crecimiento social del club es una cuenta pendiente para la gestión Spinosa. Esto se tendrá que dar en el marco de sumar espacios, actividades, proyectos e ingresos tanto como éxitos deportivos y nuevos socios. No de deshacerse de un lugar con el que el club ya cuenta y que la inmensa mayoría de los hinchas esperan volver a ocupar en su totalidad a la brevedad. La sede era el lugar dónde se veía crecer a las actividades y servía de vidriera para los más chicos, donde se hicieron fiestas, asambleas, peñas, carnavales y hasta nos juntábamos para alentar al Taladro en las históricas copas internacionales.

¿De quien es el negocio inmobiliario que propone acercar Duhalde?¿Tiene algo que ver Spinosa?¿O es otro negocio del expresidente que siempre usó a Banfield para satisfacer sus emprendimientos personales?

¿Permitiremos los socios que nos vendan nuestra sede? En la foto vemos la época de esplendor del edificio de la calle Vergara, que entró en decadencia con la llegada de Eduardo Spinosa. Muy Triste.